Mentoría en la
Formación
Inicial Docente
(FID)

Mentoría en la
Formación
Inicial Docente
(FID)

Qué

es

Las facultades de Educación y los programas de formación inicial docente tienen una gran responsabilidad: formar a las futuras generaciones de profesores en conocimientos, habilidades y actitudes necesarias para los actuales desafíos de las escuelas. Para esto, una pieza clave dentro de la formación que reciben los futuros docentes es el componente práctico; es decir, las experiencias de inmersión temprana o práctica profesional que experimentan en establecimientos escolares. En este contexto, los mentores, que son docentes en ejercicio, acompañan y facilitan la formación de estudiantes de pedagogía en los centros donde cursan sus prácticas tempranas o profesionales.

Qué

es

Las facultades de Educación y los programas de formación inicial docente tienen una gran responsabilidad: formar a las futuras generaciones de profesores en conocimientos, habilidades y actitudes necesarias para los actuales desafíos de las escuelas. Para esto, una pieza clave dentro de la formación que reciben los futuros docentes es el componente práctico; es decir, las experiencias de inmersión temprana o práctica profesional que experimentan en establecimientos escolares. En este contexto, los mentores, que son docentes en ejercicio, acompañan y facilitan la formación de estudiantes de pedagogía en los centros donde cursan sus prácticas tempranas o profesionales.

Para

qué sirve

Su papel es de especial importancia ya que los mentores
sirven de modelo pedagógico para los futuros profesores,
apoyándolos en el desarrollo de habilidades, conocimientos,
actitudes y creencias para la inserción exitosa en la profesión
docente.

Esta formación práctica es relevante puesto que, de ser
exitosa, posibilita la transferencia de lo aprendido en las
universidades hacia los contextos reales de ejercicio docente,
preparando mejor a los profesores en formación para los
desafíos de la enseñanza.

Para

qué sirve

Su papel es de especial importancia ya que los mentores sirven de modelo pedagógico para los futuros profesores, apoyándolos en el desarrollo de habilidades, conocimientos, actitudes y creencias para la inserción exitosa en la profesión docente. Esta formación práctica es relevante puesto que, de ser exitosa, posibilita la transferencia de lo aprendido en las universidades hacia los contextos reales de ejercicio docente, preparando mejor a los profesores en formación para los desafíos de la enseñanza.

BIBLIOTECA DESCARGABLE

cosas-52

BIBLIOTECA DESCARGABLE

cosas-52

1.1_Infografía: El aprendizaje: ¿Qué es y cómo podemos catalizarlo?

La ciencia del aprendizaje puede entregar muchas ideas clave para fundamentar estrategias de enseñanza efectiva. Este documento intenta proporcionar una visión general coherente y de alto nivel de lo que es el aprendizaje y cómo podríamos catalizarlo, para ello, está organizado en torno a nueve ideas, con una noción de lo que serían las implicancias para nuestras salas de clases.

1.2_Infografía: Enseñanza basada en datos, del libro Las palancas del liderazgo escolar 2.0

Esta infografía presenta la palanca ‘enseñanza basada en datos’ del libro Las Palancas del Liderazgo Escolar 2.0 de Paul Bambrick-Santoyo, la cual consiste en determinar si estamos entregando una enseñanza efectiva a nuestros estudiantes, a partir del análisis de diversos datos que se encuentran a nuestro alcance.

1.3_Artículo: La verdadera experticia docente. Teoría y práctica entrelazadas

Este artículo escrito por Bryan Mascio, profesor y doctor en Desarrollo humano y educación, permite reflexionar sobre el necesario balance entre teoría y práctica que debe tener toda instancia de formación docente. Además, invitar a preguntarnos: ¿Qué significa desarrollar experticia en la profesión docente? ¿Quiénes son (o deberían ser) los verdaderos expertos en educación?

1.4_Infografía: 4 categorías de diferencias entre docentes con mayor y menor experticia

Este recurso visual busca entregar una síntesis de algunos hallazgos sobre las diferencias que demuestran profesores expertos y principiantes en torno a cómo piensan, actúan, perciben las aulas y a las expectativas de desempeño que tienen sobre sus estudiantes.

1.1_El aprendizaje: ¿Qué es y cómo podemos catalizarlo?

La ciencia del aprendizaje puede entregar muchas ideas clave para fundamentar estrategias de enseñanza efectiva. Este documento intenta proporcionar una visión general coherente y de alto nivel de lo que es el aprendizaje y cómo podríamos catalizarlo, para ello, está organizado en torno a nueve ideas, con una noción de lo que serían las implicancias para nuestras salas de clases.

1.2_Infografía: Enseñanza basada en datos, del libro Las palancas del liderazgo escolar 2.0.

Esta infografía presenta la palanca ‘enseñanza basada en datos’ del libro Las Palancas del Liderazgo Escolar 2.0 de Paul Bambrick-Santoyo, la cual consiste en determinar si estamos entregando una enseñanza efectiva a nuestros estudiantes, a partir del análisis de diversos datos que se encuentran a nuestro alcance.

1.3_Artículo: La verdadera experticia docente. Teoría y práctica entrelazadas.

Este artículo escrito por Bryan Mascio, profesor y doctor en Desarrollo humano y educación, permite reflexionar sobre el necesario balance entre teoría y práctica que debe tener toda instancia de formación docente. Además, invitar a preguntarnos: ¿Qué significa desarrollar experticia en la profesión docente? ¿Quiénes son (o deberían ser) los verdaderos expertos en educación?

1.4_Infografía: 4 categorías de diferencias entre docentes con mayor y menor experticia.

Este recurso visual busca entregar una síntesis de algunos hallazgos sobre las diferencias que demuestran profesores expertos y principiantes en torno a cómo piensan, actúan, perciben las aulas y a las expectativas de desempeño que tienen sobre sus estudiantes.